Mantenimiento cinta de correr 2022


Los equipos para correr y caminar en casa son muy comunes y muchas personas los eligen para ejercitarse. 

Aprender a usarlos y entrenar en ellos es muy importante.

Algo que no siempre tenemos en cuenta es el mantenimiento y cuidados que necesitan este tipo de equipos para que los mecanismos, circuitos y motor funcionen correctamente y por más tiempo. 

En este artículo voy a contarte cuál es el mantenimiento correcto que debes darle a tu cinta de correr y las principales fallas y sus causas.

¿Cómo limpiar una cinta de correr?

La limpieza de tu máquina de correr es la actividad de mantenimiento primaria que deberás hacer, como así también la que más frecuencia necesita. 

Más allá del uso que le des a la cinta, te recomiendo que hagas una limpieza completa cada diez días. 

El elemento más relevante que deberás limpiar es la cinta o tapete. La acumulación de polvo en la cinta y la base de rodamiento es una de las causas más comunes que provocan un desgaste prematuro.

La limpieza puedes hacerla con un paño húmedo. Evita utilizar líquidos limpiadores porque pueden ser abrasivos y dañar el material con el que está confeccionada la banda.

Junto con la cinta, aprovecha para limpiar la estructura, los laterales y la pantalla. Al igual que la cinta, solo emplea un paño húmedo o esponja. 

Es fundamental que tengas especial cuidado con no mojar el motor, circuitos eléctricos y la pantalla. 

El motor se recomienda limpiarlo y revisarlo cada 6 meses. En este caso deberás seguir las instrucciones del fabricante. 

Al momento de limpiar el motor controla si presenta perdidas o filtraciones de aceite hacia el exterior. En ese caso te recomiendo que consultes al servicio técnico.

¿Cómo lubricar una cinta de correr?

Las cintas de correr funcionan con contacto entre distintas partes y materiales. Este contacto genera fricción, por ejemplo, entre la cinta y la base de rodamiento. 

Por esto, es crucial que tu equipo siempre trabaje con la lubricación adecuada. 

Esto te permitirá dos cosas muy importantes:

Por un lado, un correcto funcionamiento. Sin ruidos y con las partes que provocan roce moviéndose con fluidez.

Segundo, alargar la vida útil del equipo y evitar desgastes prematuros. La falta de lubricación y engrase es una de las causas frecuentes de deterioro de los componentes de una cinta de correr. 

pasos para lubricar

Lo primero es que consultes el manual de usuario para saber:

  • Si la cinta necesita lubricación o no (hay algunos modelos que no lo requieren).
  • Que tipo de aceite utilizar.
  • La frecuencia de lubricación.
  • Modo de hacerlo.

En la mayoría de las cintas el procedimiento para lubricarla es:

  1. Desconectar el equipo.
  2. Desajustar los tornillos ubicados en el eje trasero para retirar la cubierta.
  3. Aplicar lubricante entre la tabla y la banda de rodamiento. Distribuyendo el lubricante a lo largo y ancho.
  4. Ajustar las cubiertas y encender la máquina a velocidad lenta por unos minutos para que el lubricante se distribuya. 

Errores frecuentes

Te recomiendo que prestes especial atención a:

  • No aplicar lubricante en exceso: Puedes darte cuenta si al poner en marcha la cinta el lubricante sale fuera de la zona de rodamiento. En este caso, límpialo inmediatamente con un paño seco.
  • No aplicar lubricante sobre la cinta: Puede provocar accidentes al utilizar la cinta. 
  • Utilizar el tipo de lubricante correcto: Emplea lubricante específico para este tipo de equipos o el recomendado por el fabricante. 

También puedes leer nuestro artículo para saber más sobre cómo engrasar una cinta de correr.

¿Cómo tensar la cinta de correr?

La tensión de la cinta es un aspecto que va a impactar directamente en el correcto funcionamiento al correr o caminar.

La tensión inadecuada también puede ocasionar desgastes o averías. 

Si la cinta trabaja floja puede dañarse al entrar en contacto con partes del equipo que no debería.

Por el contrario, si trabaja demasiado apretada va a provocar un esfuerzo excesivo en el motor que puede provocar una disminución de su vida útil y rendimiento. 

¿Cómo saber si está bien tensada?

Para saber rápidamente si la cinta está floja puedes colocarla en velocidad lenta y hacer fuerza con un pie hacia abajo y adelante. Si la cinta pátina quiere decir que necesita un ajuste.

También caminando en la velocidad lenta y mirando si la cinta se desplaza hacia los costados. Si tiene la tensión correcta no debería descentrarse. 

Caso contrario, si la banda de rodamiento está muy tensa va a provocar que el motor trabaje forzado y se caliente. 

En algunos modelos de cintas esto puede ocasionar que el motor se detenga al tener un exceso de temperatura. 

pasos para tensar

Lo primero que debes hacer consultar al manual de usuario para verificar las recomendaciones del fabricante.

La mayoría de las cintas tienen un perno de ajuste en la parte trasera. Una vez que lo ubiques lo que deberás hacer será:

  1. Aflojar el perno para alinear la cinta al centro (en el caso de que sea necesario)
  2. Ajustar hasta lograr la tensión adecuada
  3. Encender la cinta y probar

Asegúrate De:

Además de las características y funciones de una cinta, asegúrate de chequear que garantía ofrece el fabricante al equipo que vayas a elegir.

Averías comunes

Las averías en una cinta de correr pueden responder a:

Falta de mantenimiento preventivo

La mayoría de las averías en una cinta de correr son ocasionadas por falta de mantenimiento preventivo o un mantenimiento preventivo mal hecho.

Entendemos por mantenimiento preventivo a los cuidados que le damos a nuestro equipo cuando funciona correctamente y antes que tenga un fallo. 

El mantenimiento preventivo se compone de: limpieza, lubricación, centrado y tensión de banda de rodamiento, control visual de partes y componentes.

Uso incorrecto

Otro tipo de fallas puede ser ocasionado por un uso incorrecto de la cinta. Por ejemplo, cuando no se respeta el límite de peso de usuario o cuando un equipo se utiliza por un tiempo al límite o sobrepasando su capacidad.

Desgaste normal

Por último, muchas averías responden simplemente a que sus componentes llegaron al fin de su vida útil. 

El tiempo de vida útil de una cinta y sus componentes va a depender de la calidad del equipo, la intensidad y tiempo de uso y el mantenimiento preventivo.

En este caso es importante que a la hora de elegir un equipo te asegures si en el mercado puedes conseguir el recambio de partes a la hora de una reparación. 

Principales fallas

Los elementos de una cinta que pueden provocar fallas son:

  • Banda de rodamiento.
  • Rodamientos.
  • Motor.
  • Sistema eléctrico.
  • Pantalla.

Conclusión

Respetar los pasos y la frecuencia del mantenimiento preventivo es lo mejor que puede hacer para evitar averías prematuras y asegurarte que tu equipo funcione bien y por mucho tiempo.

La mayoría de las tareas son sencillas y pueden ser realizadas por cualquier usuario. 

También es valioso que el equipo que elijas cuente con servicio técnico al que puedas recurrir para recibir asesoramiento o efectuar una reparación. 

Descargo de responsabilidad

Los precios y la disponibilidad de los productos son precisos a la fecha / hora indicada y están sujetos a cambios. Cualquier información sobre precios y disponibilidad que se muestre en Amazon en el momento de la compra se aplicará a la compra de este producto. Skilledfitness.com utiliza enlaces de afiliación de Amazon, lo que significa que si compras a través de alguno de nuestros enlaces obtenemos una comisión sin ningún coste para ti.

Cierto contenido que aparece en este sitio proviene de Amazon. Este contenido se proporciona «tal cual» y está sujeto a cambios o eliminación en cualquier momento.

¿Te ha sido útil el artículo?

¡Haz clic en una estrella para calificarlo!

5 / 5. 1

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación

Como te ha resultado útil este post...

¡Síguenos en las redes sociales!

¡Lamentamos que este post no te haya resultado útil!

¡Mejoremos este post!

Cuéntanos ¿cómo podemos mejorar este post?

Foto del autor

Maria Delfina Viana

Se graduó en medicina en la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina y realizó su postgrado y residencia en Otorrinolaringología en la Universidad Católica de Córdoba. Ha sido galardonada con diferentes premios por su desempeño. También ha realizado cursos de medicina del deporte y ha formado parte del servicio de urgencias y traumatología del Hospital Municipal de Urgencias de Córdoba Argentina.